close
Asombrosas criaturas. Nuevas formas de vida

Podríamos definir la obra de Theo Jansen como la simbiosis perfecta entre arte e ingeniería. Sus criaturas son musas de la física y anatómicamente bellas. Su doctor Frankenstein particular es un físico y pintor holandés, nacido en 1948 en Scheveningen.

La obra que lleva expuesta en el Espacio Fundación Telefónica en la Gran Vía, desde el 23 de octubre y que durará hasta el 17 de enero, es una muestra de esculturas con capacidad de movimiento.  Las Strandbeest son seres construidos a base de tubos de plástico, cuerdas y telas, que cobran vida con la energía del viento. Sus estructuras, como esqueletos o armazones, pueden asemejar tanto una compleja máquina como un delicado animal. De grandes dimensiones, están diseñados para moverse de forma autónoma por las playas de Holanda.

Animaris Rhinoceros
Animaris Rhinoceros

El proceso de creación (que también podemos llamar investigación o proceso de diseño), supone una exploración de los lenguajes artísticos y los significados, y de la belleza de las líneas en sí mismas, y, de forma simultánea, un profundo y complejo estudio de la anatomía, la física y las matemáticas, que permiten que estas obras de arte cobren vida. Con poleas, y distintos sistemas de presión consigue simular el movimiento de los músculos y la estructura ósea de los seres vivos. Todo el diseño se basa en trece números calculados hace 25 años, que definen la longitud de las patas de los animales, y que se combinan gracias a un programa de ordenador que funciona como un proceso evolutivo acelerado.

Theo Jansen. Sus máquinas en la playa
Theo Jansen. Sus máquinas en la playa

Jansen fusiona actividades tan variadas como el dibujo, la programación, el diseño, la ingeniería, la zoología o la mecánica, y podríamos comparar el desarrollo de su obra con la creación de los autómatas del siglo pasado, y también con la moderna robótica.

Además, cabe destacar el hecho de que estas criaturas tienen “vida propia”, y se nutren de la energía eólica, lo que nos lleva a plantearnos la pregunta de si podrían llegar a ser un punto de partida para alguna máquina que pueda funcionar con esta energía limpia y renovable.

Animaris Umerus
Animaris Umerus

Podemos decir que nos encontramos ante una especie de Leonardo da Vinci moderno, un hombre renacentista cuya mente no conoce las fronteras de las distintas disciplinas del conocimiento, sino que desarrolla sus ideas en todas direcciones, consiguiendo una obra ilimitada. Mientras que otros artistas necesitan del apoyo de ingenieros o físicos para llevar a cabo obras mecánicamente complejas, y científicos necesitan de la sensibilidad de los artistas para aportar la  parte estética a un proyecto, Theo Jansen se convierte en figura creadora completa en el sentido de que no delega funciones, sino que él mismo realiza la obra de principio a fin, con todas las tareas que ello implica. Y todos somos conscientes de esto cuando nos encontramos delante de Ordis, Currens VaporisCurrens VentosaRhinoceros Tabulae Percipiere Primus, sintiéndonos pequeños junto a su tamaño de ballena blanca, porque nos asombran en el mismo instante y a partes iguales su belleza y su complejidad.

Strandbeest de Theo Jansen
Strandbeest de Theo Jansen

No dudéis en acercaros a ver sus máquinas, habrá también exhibiciones de movimiento en sala de las criaturas de miércoles a viernes a las 18:30 horas y los sábados y domingos a las 12:00, 13:00 y 17:30 y 18:30 horas.

Ángela Pérez Calleja

Ángela Pérez Calleja

Estudiante de Ingeniería en Diseño Industrial. Ilustradora amateur. Viajera profesional.
Objectified

Objectified, la relación entre objeto y diseñador

Danny León patinando el Kaos Temple

La iglesia que se ha convertido en el indoor perfecto

Leave a Response