close
Dsignio: Diseño internacional con base en Madrid

Dsignio: Diseño internacional con base en Madrid

Ajetreadas han sido las últimas semanas para Patxi Cotarelo y Alberto Bejerano, cofundadores de Dsignio. Y es que cuando tus proyectos se presentan en el Salone del Mobile de Milán son muchos los clientes que quieren contar con tus destacables habilidades. Aún así, nos abren las puertas de su estudio en Madrid para conocer mejor su legado y su punto de vista del estado actual del diseño.


Descubrimos su trabajo de una manera excepcional. La ponencia que impartieron en la #IDW nos desveló los detalles que consolidan y magnifican todos sus diseños, tanto de producto como de interiorismo. La cercanía que mantuvieron con los allí presentes convirtió el respeto en admiración, resultando una cita para el recuerdo para la mayoría de alumnos de diseño industrial, los cuales apenas han mantenido un contacto tan directo con ningún profesional del sector.

Esta entrevista plantea dudas enfocadas desde el punto de vista de un estudiante inexperto en el mundo profesional además de profundizar en el trabajo de estos admirados diseñadores. A pesar de la extensión de la misma, os recomendamos leerla en su totalidad ya que los protagonistas no han dudado en expresarse con sinceridad en todas y cada una de las cuestiones propuestas.

El estudio de Dsignio, ¿lo formáis solo 2 personas o soy un equipo?

Patxi Cotarelo: De vez en cuando tenemos gente en prácticas que nos echan una mano.

Alberto Bejerano: Nos gusta llevar el control de todo. Si tienes mucha gente hace falta una gran gestión.

¿Cómo es trabajar a la par? ¿Cómo resolvéis las diferencias?

A: ¿Habéis visto el dado de goma del escritorio? Las decisiones importantes de nuestra vida las hemos tomado siempre a cara o cruz: Incorporar un compañero de piso, irnos a Madrid o Barcelona…

¿Siempre hacéis caso al dado?

P: ¡Es responsabilidad del dado! (risas). Hay veces que hay que tirar otra vez. Por lo general si dudamos ofrecemos las alternativas al cliente el cual determina la decisión final.

¿Cuál es la dinámica de trabajo de vuestro estudio?

P: Cada día es distinto. Lo primero es atender todos los correos que puedes y continúas con el trabajo más urgente, que no siempre es el más importante.

A: Básicamente hay 2 clases de trabajos que atender: Los que ya están en proceso que dependen de más personas, tanto diseño de producto como interiorismo, y los proyectos que se están creando, ya sean con fecha de entrega o de carácter libre.

¿Qué hace un estudio de diseño cuando no tiene un pedido o proyecto?

A: Crearse su propio trabajo. Al final somos creativos profesionales y debemos tener material que ofrecer.

En la actualidad, ¿las empresas os buscan o tenéis que buscarlas?

A: Ahora tenemos la suerte que algunos nos buscan, pero lo normal es buscarlo. Un estudio de diseño no es como una panadería que tiene una clientela habitual. Al principio hay que insistir mucho.

P: Ha habido que buscarlos durante muchos años. A pesar de que nos conocen seguimos buscando y creo que nunca hay que dejar de buscar.

Dicha búsqueda, ¿la realizáis con una propuesta bajo el brazo o simplemente vais con el portfolio y currículum?

A: Siempre nos han recibido con el portfolio pero si tienes algún diseño que pegue con su empresa se lo ofreces.

Y una vez que la empresa ha contactado con vosotros, ¿Cuál es el siguiente paso?

A: La teoría del diseño es recibir un briefing del que diseñas alguna propuesta, pero no suelen dar mucha información por que revela “las cartas” de la empresa.

¿Hay que insistir mucho para obtener un buen briefing?

P: Sí, totalmente. A veces el briefing hay que intuirlo. Años atrás presentábamos diseños que no se adaptaban bien a la empresa, no por ser malos diseños si no por que no recibes el briefing. De la cantidad de soluciones que puedes ofrecer es difícil acertar con la correcta.

Cuando se acumula el trabajo, ¿subcontratáis?

A: Nos complementamos cuando son otras disciplinas: Diseño gráfico, fotografía, vídeo… Nunca hemos necesitado coger a otro diseñador de producto.

¿Pasáis noches sin dormir para poder finalizar los proyectos?

A: ¡No! ¡Eso hay que evitarlo! En la universidad eso ocurre porque no te organizas bien el tiempo y en una empresa es obligatorio.

P: Trabajamos bastante rápido ya que nos complementamos muy bien. La gente suele sorprenderse, sobre todo en los trabajos de interiorismo debido a su magnitud.

En búsqueda de la inspiración, ¿por dónde empezáis?

P: Por lo general al recibir un proyecto la mente entra en estado de “excitación” y empieza a generar ideas. Muchas veces cuando salimos de la reunión con el cliente y ya tenemos varias propuestas. Internet es una gran herramienta para complementar los diseños.

¿No creéis que estamos sobresaturados de la información que ofrece internet?

A: No, llegar tan rápido a la información es muy bueno. Antes realizar un estudio de mercado era un trabajo muy arduo. Hoy en día incluso puedes centrarte en un estilo muy concreto.

P: Presentar algo que ya existe es un importante problema y puede ser un fracaso para la empresa.

A: Es muy importante plantearte si tu diseño se parece a algo, debes ser muy crítico. Si no te lo planteas, lo hará el cliente, o el cliente del cliente, la tienda, el usuario… Hay tanta gente que va a opinar de tu diseño que si no eres realmente crítico… te comen.

El exceso de estímulos de nuestra era, ¿puede afectar a nuestra creatividad?

P: Hay que saber cuándo recibir estímulos y cuando pausar. Algo que he aprendido últimamente es a perder el tiempo, algo que nunca había hecho. Me siento, miro las nubes, el entorno… ¡Mejor que cualquier terapia!

A: Yo sí lo he hecho! (risas) Yo aprendí de un profesor de la escuela que cada cosa tiene su momento. Sobre todo para diseñar.

Defendéis el diseño integral como método de trabajo, ¿cómo conseguís manteneros al día entre tantas ramas del diseño?

A: Gracias a la sobresaturación de información de internet (risas)

P: No solo buscamos información sobre diseños existentes si no que profundizamos con imágenes que nos sugieran conceptos, un moodboard básicamente. Lo importante es que cuando decimos “Diseño Integral” nos referimos a que todo el conjunto comunique el mismo mensaje.

A: Un ejemplo es el interiorismo. Tradicionalmente en España, suelen trabajar por separado el arquitecto y el interiorista. Defendemos el trabajo en conjunto para alcanzar un mejor resultado. En nuestros proyectos, cuando nos han puesto en contacto con arquitectos el entendimiento ha sido inmediato.

La eterna pregunta de los alumnos diseñadores de nuestra escuela es: ¿Merece la pena estudiar Ingeniería de Diseño Industrial, profundizando tanto en la parte técnica, es suficiente estudiar Diseño del Producto, centrándose en el aspecto estético?

A: La empresa que produce tu diseño es la experta en el apartado técnico, pero si tú dispones del conocimiento necesario serás capaz de encontrar la solución de los problemas que te plantee un técnico. Muchas empresas nos han confesado: “Estamos hartos de recibir a diseñadores con dibujos impresionantes pero a la vez imposibles de realizar”.

P: Es muy importante la parte técnica. Si no puedes apreciar o entender la maquinaria o capacidad de una empresa te estás poniendo muros.

¿Cómo creéis que podemos complementar la formación tan técnica que recibimos?

P: Depende de la rama del diseño a la que te dediques. Si te dedicas al mobiliario es muy importante el diseño de interiores.

A: Si lo que echáis en falta es formación artística deberías buscar docencia de bellas artes, aunque sea experimental. Por suerte nuestra formación estuvo bien equilibrada en ese aspecto.

¿Cómo gestionáis los derechos de autor?

P: Básicamente depende del acuerdo que llegues con el cliente. Puedes cobrar por Royalties, por porcentaje de ventas, o por proyecto finalizado.

A: Siempre es necesario pedir un anticipo y si no están de acuerdo es que no están muy comprometidos con el proyecto.

¿Cómo veis el estado actual del diseño en España?

P: Internacionalmente el diseño español no es menos que en otros países. Otro tema es la cultura del diseño. Un ejemplo destacable sucedió durante nuestra visita a Milán: descubrimos que el periódico nacional regalaba, mediante un sistema de cartilla, una serie de libros con el título “La historia del diseño del mueble”, algo impensable en nuestro país. Por lo general, en España el diseño no se aprecia ni se valora. Pero, ¿estamos mejor que antes? Sí.

A: Yo analizaría: ¿Diseñadores? Muy buenos profesionales y muy buenos estudios de diseño, trabajando a nivel nacional e internacional. ¿Empresas? Mediocre. Las que trabajan con diseñadores extranjeros les va mejor. Luego están las que copian, con estas poco podemos hacer. ¿Sociedad? Mejorando. El nivel es muy heterogéneo: Barcelona nivel alto, Madrid bajo pero mejorando y Castilla… Es destacable la buena acogida que tiene el diseño en el levante, siempre que entramos a alguna tienda de muebles nos sorprende. En Castellón podías estudiar en la universidad pública Ingeniería técnica de Diseño Industrial a principios de los 90 (En Madrid llegó en el 2010)*. Por último mencionar la gran influencia de Ikea, que está acercando el diseño a la sociedad española.

En vuestro blog habéis afirmado que el diseño español no tiene identidad. ¿Ha habido algún avance últimamente?

A: A lo mejor no es necesario dotarlo de una identidad única. La diversidad española es por definición muy ecléctica.

P: El diseño va ligado a la cultura, por tanto el nuestro será muy diverso.

¿Y vuestra identidad? ¿tiene un estilo definido?

Limpio, atemporal  y funcional.

En cuanto a la trayectoria de Dsignio ¿Cuál fue el diseño que os “catapultó” u os puso en el mapa?

A: Yo creo que ninguno. Ha sido una trayectoria gradual a base de mucho esfuerzo y trabajo.

En la ponencia del #IDW explicasteis con detalle la gran mayoría de vuestros diseños. Nos gustaría profundizar en alguno de ellos:

Collage Collection:

Collage Collection Bacl to 1907 5

Sabemos que está inspirada en el arte, en el Suprematismo concretamente. ¿Cuál es vuestra relación con el arte?

P: Estoy familiarizado ya que mis padres estudiaron bellas artes, por tanto el arte siempre me ha rodeado desde pequeño.

Silla Take Me:

Take Me Chair 2

Diseñar una silla es complicado debido a que es un producto muy explotado, ¿qué criterios habéis seguido para diseñar esta silla?

P: Básicamente seguimos el briefing que nos proporcionó el cliente: Crear una silla universal, apilable, ligera y barata. Se trata más de un trabajo funcional que creativo.

Revestimientos de pared Peronda:

Kin Design

Gen Peronda Harmony 2

Ya sois diseñadores “residentes” de la empresa, ¿cómo es vuestra relación?

A: Excelente. Peronda es una empresa en plena transformación que está apostando por el diseño. Nuestros primeros trabajos les gustaron mucho, vieron que el mercado respondió bien y nuestra relación se consolidó.

P: Es un producto muy interesante ya que es un campo a explotar: trabajar las tres dimensiones, diversidad de materiales, diseños geométricos… Es muy divertido.

Patxi, en la ponencia remarcaste: “no somos artistas, somos diseñadores”, ¿no crees que arte y diseño puedan estar relacionados?

P: Mi padre, que era artista, me dijo una vez: “Si tú tienes una escultura en tu casa y la utilizas para poner el abrigo ya no es una escultura, es un perchero”. He ahí la diferencia. Compartimos ingredientes pero el plato es distinto.

Impartís algunas asignaturas de diseño en el IED Madrid. ¿Os gusta la docencia?

P: Nos gusta mucho. El contacto con chavales jóvenes nos va muy bien, no solo por lo gratificante que es dar clase si no porque llega a ser terapéutico. Es muy satisfactorio de manera puntual, no para dedicarse a ello. Es una auténtica pena que como ingenieros técnicos no podamos ejercer la docencia en la escuela pública. En España hay poca gente que sepa de diseño y no pueden dar clase debido a los númerosos requisitos que se requiere.

Ahora vamos con el clásico cuestionario con el que acabamos las entrevistas:

Siendo pequeños/jóvenes, ¿Qué queríais ser de mayor?

A: Primero quise ser policía o bombero, más tarde astrónomo, seguido de cocinero, y a los 11 años ya quería ser diseñador. Mis profesores mee recomendaban estudiar algo industrial. Hasta un año antes de entrar en la universidad no había la carrera pública de diseño industrial.

P: Yo quería ser biólogo. A los 10 años jugaba mucho con los tente (antiguos legos) y mis padres me retaron a crear el alzado, planta y perfil de mis construcciones. Pensé en arquitectura y bellas artes. Hasta los 17 no supe que era un ser un diseñador.

El mejor diseño de la historia:

A: La rueda sin duda… o la cremallera! ¿Cómo se te ocurre crear el sistema de la cremallera en aquella época si no había nada parecido?

P: No tengo uno concreto… la cuchara quizás,  intenta mejorar una cuchara! (risas)

Una película:

A: No me atrevo a elegir

P: Pulp fiction, sin duda

Un libro:

A: En los últimos 6 años solo leo cuentos infantiles: “Yo matare monstruos por ti”

P: “El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas” de Haruki Murakami

Una ciudad:

A: Córdoba

P: San Sebastián

Un lugar preferido:

A: El Bartolo. Repetidor entre Benicassim y Oropesa. Muy buenas vistas

P: No tengo ninguno

Una comida:

A: Salmorejo, rabo de toro y berenjenas con miel de postre

P: Huevos rotos con gulas

Un diseñador:

A: Andre Ricard

P: Nendo

Una Canción:

P: “November Rain” de Gun&Roses

A: “One” de U2

En otoño mucho jazz

Un consejo:

Alberto Bejerano: Saca siempre un ratito para ti mismo

Patxi Cotarelo: Nunca hay que dejar de ser jóvenes. Sorpréndete con la vida como lo haría un niño. Eso lo vamos perdiendo y nos convertimos en adultos grises y aburridos

Dsignio Patxi Cotarelo Alberto Bejerano Isabel Aracil
Patxi Cotarelo a la izquierda, Alberto Bejerano a la derecha. Fotografía por Isabel Aracil.

Por último, agradecer a ambos el tiempo y la sinceridad que nos han dedicado. Confiamos que esta entrevista será un gran complemento para muchos alumnos de nuestra escuela.

Entrevista realizada por Mauro Médichi. Más artículos relacionados aquí

Mauro Médichi

Mauro Médichi

Imagina la inmensidad.
dennis_gabor - copia

Tecnología tridimensional: Hologramas

00-Isidro-Ferrer-lzf-fish-funny-farm

Isidro Ferrer: cuando la curiosidad incita al movimiento.

Leave a Response