close
Entrevista a Enrique Soler. Arquitectura en los complementos

Entrevista a Enrique Soler. Arquitectura en los complementos

Hace unos meses visitamos El Mercado de Motores, donde tuvimos la oportunidad de conocer el trabajo de Enrique Soler. Nos quedamos impresionados con sus productos, hablamos con él y nos ofreció la oportunidad de visitar su taller, donde pudimos entrevistarle.

Enrique es el director creativo de su marca Gen Reynaud, que se especializa en marroquinería. Su producto estrella son los bolsos Origami. Estos bolsos están formados por una o dos piezas que se unen con cremalleras para generar el volumen y son totalmente plegables. Si quieres conocer más sobre Gen Reynaud y su trabajo no te pierdas esta entrevista.

portadac

1. ¿Qué estudiaste y como ha sido tu carrera profesional?

Estudié arquitectura en Navarra, estaba deseando salir de Navarra porque aquello era muy pequeño y me vine Madrid. Empecé a dar clase en la Escuela Técnica de Arquitectura de Madrid, porque me encanta la docencia. La docencia me parece muy importante y no nos la tomamos en serio, por lo menos en el mundo de la arquitectura. Es verdad que hay muy buenos arquitectos en la escuela, pero no necesariamente se es buen profesor siendo un buen arquitecto.

Al final, dejé la enseñanza y trabajé 8 años para un estudio de arquitectura, pero siempre como autónomo. En el mundo del diseño y la arquitectura siempre es así, por eso es tan importante que en la universidad nos cuenten como funciona una empresa, cosa que no hacen.

2. ¿Cómo nació la idea de la empresa?

 Fue un poco por casualidad, me gustaba mucho el mundo textil a pesar de ser arquitecto. Un día, en el estudio donde trabajaba, entro un proyecto de unas carpas para un hotel. Trabajar con arquitectura textil me pareció un proyecto fascinante. Pedimos muestras del tejido que se iba a usar, kevlar y nos pusimos manos a la obra. Teníamos que trabajar en 3D, y para esto utilizamos maquetas. Me llevé varios trozos de tela a casa ya que no había tiempo para hacer las maquetas en el estudio, y empecé a trabajar en las carpas probando varias formas y volúmenes. En casa no tenía máquina de coser, así que se la pedí a mi cuñada, pero la máquina que me dejó era muy mala y me dejó también una caja de costura por si no me funcionaba la máquina. Como el kevlar era muy duro y la máquina muy mala, no podía unir las piezas porque no entraba en la máquina, por lo que necesitaba una cinta. Empecé a rebuscar en la caja de costura y encontré trozos de cremallera, y como no tenía otra cosa, las usé para unir las piezas de las maquetas. Ahí me di cuenta de que, si haces una costura con cremallera, además de unir, la haces practicable, es decir, puedes abrirla y cerrarla. De esta forma, cualquier objeto, una camisa, por ejemplo, si la coses con cremallera, la haces desmontable.

06_team

Los bolsos que nosotros hacemos no tienen costuras, a excepción de la cremallera. Empezamos a hacer bolsos de una pieza (los arquitectos siempre tiramos al triple salto mortal) de una pieza sacar el volumen completo. Ahora tenemos varias series distintas, una de una sola pieza, otra de dos piezas distintas y otra de dos piezas iguales, pero siguen siendo desmontables 100%.

esquemaEl nombre de la empresa Gen Reynaud viene de la unión de Gen, el mote que me pusieron en la escuela y Reynaud, que es el apellido de mi abuela. Mi abuela montó una fábrica en los años 60 de muñecos artesanales. Yo creo que de ahí me viene el gusto hacia el textil, de ir a la fábrica de pequeño. Llegaron a exportar a Asia, como Japón, por ejemplo.

3. A parte de arquitectura, para montar esta empresa ¿te formaste de alguna manera?

Después de tener la idea empecé a hacer unos prototipos y busqué a gente que me pudiera coser en piel, lo cual no fue nada fácil. Así vi que la idea tenia futuro y me puse en serio. Hice un curso de marroquinería de 6 meses en la University of Arts de Londres. Estuvo bien, pero no fue una maravilla. El nivel que me encontré fue más bajo de lo que yo esperaba. Lo que voy a decir es políticamente incorrecto, pero tenía compañeros en el curso que no sabían dibujar, y si no sabes dibujar no puedes diseñar. Pero aparte de esto, me sirvió para aprender otros conceptos. Una de las cosas de las que me di cuenta es que el mundo del bolso es completamente estandarizado y rígido. Lo primero que nos dieron fue una lista de los tipos de bolsos y pensé que era una locura, porque ninguno de mis bolsos encajaba en ninguna categoría.

Pero, sin duda, de donde más he aprendido es de las costureras que trabajan conmigo. Nuestra empresa se basa en la mezcla de sus conocimientos con los míos, nuestros productos son especiales, diferentes a lo que está en el mercado.

4. Dices que te costó encontrar a gente que trabajara la piel, ¿cómo puede ser si está muy de moda la marroquinería?

Ahora si se está poniendo de moda, pero cuando yo empecé hace 3 años no había casi nadie que conociera bien las técnicas. Tuve muchísima suerte con las personas con las que trabajo, de hecho, muchas veces son ellas las que me dan soluciones y conocen muy bien el producto.

5. ¿En que consiste tu trabajo como director creativo de la firma?

Abarcas todo, desde la publicidad al diseño, tanto del producto, como las tarjetas de visita y las bolsas que das a los clientes. Abarca toda la imagen de la marca, lo que quiere transmitir, y es bastante difícil llegar a todo. Ahora hemos cogido a una persona en comunicación para liberarme un poco, pero todavía tengo que estar muy cerca de ella para enseñarla. Estoy buscando un taller un poco más grande para poder trabajar mejor y seguramente en unos años necesite añadir más gente.

calidad

6. ¿Ahora mismo estas aprendiendo algo nuevo?

Ahora estoy lanzado, pero todo lo que aprendo lo hago por mí mismo. Por ejemplo, la página web la monté yo y tuve que aprender programación y diseño web. Todos los días aprendo algo, me he tenido que poner las pilas con Photoshop y el diseño gráfico para la publicidad, costura, tejidos… Al final nunca dejas de aprender, sales de la universidad y sigues aprendiendo. Al empezar a trabajar es cuando empiezas a aprender las cosas que realmente quieres hacer.

7. ¿Has encontrado muchas dificultados en poner en marcha el negocio?

Muchas, este país no te ayuda en nada, y menos a mi edad. Las pocas ayudas que hay son para jóvenes.

8. ¿Aconsejarías a otras personas que emprendiesen?

Al principio cuando sales de la universidad tienes ilusión y empiezas a trabajar. Aguantas porque te da de comer, pero llega un momento en el que te das cuenta que no encajas y te tienes que ir a por lo que realmente te apasiona.

Yo creo que lo de emprender es una necesidad. Realmente si tu no encuentras el camino lo tienes que crear tú. Yo estaba atrapado en el trabajo, cuando me dijeron que cerraban el estudio donde trabajaba fue una alegría. Es verdad que es un salto al vacío, da un miedo terrible, no sabes cómo vas a vivir y si vas a vender. Pero se ha convertido en una necesidad, porque lo que a ti te gusta es eso y no te puede dar nadie más que tú.

bolso origami

Afortunadamente yo he podido compatibilizar la arquitectura con mi pasión. Estos 3 años he estado trabajando como autónomo en proyectos de arquitectura que me iban saliendo, a la vez que iba poniendo en marcha Gen Reynaud, porque necesitaba comer, y la empresa todavía no me daba dinero. Ahora ya me dedico enteramente a mi proyecto, porque al final si te dedicas a dos cosas siempre tienes que dejar alguna de ellas.

0000140_clover-black_300

9. Últimamente se está volviendo mucho a la artesanía, ¿que piensas al respecto?

Si claro, hay una sobrecarga del mundo chino. Ahora todo es de consumo rápido, barato y de mala calidad. Te compras unos zapatos muy bonitos, pero son de plástico, a los dos menes se te han roto y te tienes que comprar otros. Yo creo que la gente está harta de esto y la mentalidad está empezando a cambiar.

10. He visto en la web que tenéis intención de ampliar vuestra variedad de productos, ¿en qué consisten los nuevos proyectos?

Eso es un poco a largo plazo porque me he dado cuenta que no tengo tiempo para más cosas. Pero sí, queríamos hacer una nueva línea de elementos para casa como una serie de lámparas y boles.

calidad1

11. ¿Algún consejo para los alumnos de la ETSIDI y nuestros lectores sobre cómo enfocar nuestra carrera en el mundo del diseño?

No me gusta dar consejos, pero si tuviera que decir alguno, os diría, ser honestos con vosotros mismos, saber exactamente lo que quieres hacer y que vayas a por todas. Si no trabajas con ilusión es imposible trabajar.

Leave a Response