close
EVO 05: Observemos la historia con otros ojos

“Letras, sin embargo, pequeñas y borrosas, son vistas más amplia y claramente a través de un globo o vaso lleno de agua”

Esta frase de Séneca, es el registro escrito más antiguo que tenemos sobre objetos que se utilizaban para aumentar la capacidad visual, o lo que es lo mismo: las gafas. Aunque no todo comienza con Séneca. Desde los antiquísimos cristales tallados usados como lupa, hasta hoy en día, donde nos podemos encontrar con gafas capaces demostrarnos una realidad virtual.

La lente más antigua data de hace 3000 años, encontrada en la entonces Antigua Mesopotamia. Se denomina “Lente de Nimrud”, y es el objeto óptico más antiguo de la historia. Se trata de cristal de roca, tallado con forma redonda. Los antiguos jeroglíficos egipcios muestran que lo usaban para mirar al cielo por las noches y poder observar mejor las estrellas. Por lo tanto, vemos que el funcionamiento inicial de estas lentes no era con un fin de mejorar la visión, sino para aumentarla y así poder observar el más allá.

Lente de Nimrud
Lente de Nimrud

Las primeras gafas con el fin de afinar la vista del día a día, aparecieron descritas por Séneca en el siglo I. Se trataba de una montura en forma de “v” que se pinzaba a la nariz y tenían unos gruesos cristales.

En la edad media, los árabes realizaron numerosos avances científicos sobre la óptica, que fueron transmitiéndose por Europa. Aparecen así las piedras de lectura correctivas, cristales pulidos y tallados con nuevos métodos. Poco a poco se fueron desarrollando hasta que Roger Bacon, denominado “padre” de las gafas graduadas, consiguió obtener las primeras gafas con las que una persona que no podía ver adecuadamente, veía  a la perfección, como dice en una cita:

Debería ser muy útil para personas ancianas y aquellas que tienen los ojos débiles, pues ellas pueden ver así las pequeñas letras con grandor suficiente

Ante tal descubrimiento, empezaron a prosperar nuevos materiales para mejorar el tamaño, peso y calidad de las gafas. En Venecia, en las famosas fábricas de murano, lograron crear un vidrio dúctil y maleable, imprescindible para la creación de lentes. Comenzaron diseñando gafas con montura de hierro, concha o madera y de lentes convexas, que posibilitaban la lectura a los hipermétropes. Unos siglos más tarde, hacia el 1451, Nicolas de Cusa creó las primeras gafas de lentes cóncavas para una mejor vista de lejos.

Gafa con montura de hierro.
Gafa con montura de hierro.

Con la invención de la imprenta, la demanda del uso de gafas se incrementó, y éstas se convirtieron en un símbolo de prestigio social. La montura pasó a ser de una sola pieza, fabricada de hierro o cobre y aparecieron los puentes de cuero para proteger la nariz. El problema de las monturas pesadas se solucionó en el siglo XVIII, con la montura de Núremberg, comúnmente conocida en España como “quevedos” debido a que el escritor español Francisco Quevedo sale representado en varias ilustraciones con ese diseño de gafas. Las monturas fueron evolucionando, se diseñaron las primeras varillas cortas que se ajustaban en la cabeza a presión, y éstas derivaron en varillas que se ajustaban detrás de las orejas.

Gafa con montura de pinza.
Gafa con montura de pinza.

Otro dato curioso fue la fabricación en 1706 de las primeras gafas bifocales, petición del presidente americano Benjamin Franklin cansado de cambiarse constantemente de gafas.

Retrato de Benjamin Franklin.
Retrato de Benjamin Franklin.

Ante el gran desarrollo de las gafas, en 1881 el médico Adolf Pick y el óptico Edouard Kalt inventaron las primeras lentillas, aunque eran tan pesadas que solo podían utilizarse durante unas pocas horas. No fue hasta la Segunda Revolución Industrial que se desarrollaron las lentes sintéticas hechas con una mezcla de plástico y vidrio.

Primeras lentillas.
Primeras lentillas.

Por último, en los años 50 la moda de las gafas tuvo su máximo esplendor. Se desarrollaron muchos modelos de gafas, desde monturas rectangulares al modelo cat-eye. Y actualmente se han vuelto a utilizar estos modelos retro, con estilo ray-ban o el clásico de montura redonda.

Gafas Ray-Ban.
Gafas Ray-Ban.

En cuanto al futuro de este producto, se está evolucionando en las gafas como nunca pudimos haber imaginado. Actualmente existen las denominadas “Gafas VR” (de Realidad Virtual) donde a través de ellas puedes introducirte en mundos virtuales, pasear por las calles de una ciudad alejada desde tu casa, o jugar desde tu smartphone, evadiéndote en otro espacio.

Gafas VR.
Gafas VR.

Las gafas no siempre han tenido un uso exclusivo de mejorar la vista, sino que se ha desarrollado desde el uso de lentes para observar las estrellas hasta la utilización para ver el mundo desde otra perspectiva. Ha tenido una larga evolución, tanto a nivel científico como a nivel estético, ¿Quién sabe qué nos encontraremos en un futuro?

Escrito por María Jerez Cuesta y Claire García Ivorra

ETSIDI DESIGN

ETSIDI DESIGN

Somos un blog de diseño, cultura y tecnología.
Virtual Reality Painting

¿Y si pudiéramos dibujar en el aire? Así es como se pinta en la realidad virtual

portada

El Citroën DS 19, el pequeño francés dispuesto a cambiar el mundo.

Leave a Response