close
For Design: diseño que no tiene precio.

Con poco más de 20 años, Ana y Tiago, fundadores de N/A Studio, se han embarcado en un increíble proyecto: For Design. Su misión es hacer el diseño accesible a todo el mundo. ¿Cómo? Intercambiando su trabajo como diseñadores gráficos a cambio de servicios o productos, sin dinero involucrado.

Con esta filosofía y una furgoneta salieron de Portugal hace cuatro meses para recorrer Europa de ciudad en ciudad. En cada una un cliente y un proyecto, todo a cambio de increíbles experiencias.

imagen-1

Finalmente llegaron a Madrid, a tiempo para participar en las conferencias del Brief Festival. Allí tuvimos la oportunidad de conocerles y hacerles algunas preguntas sobre sus aventuras por Europa.

¿Cómo llegasteis a ser diseñadores gráficos?

Tiago: yo estudié un Grado de Diseño en la ciudad de Évora, y después seguí la especialidad de Diseño Gráfico.

Ana: yo estudié artes plásticas antes de ir a la universidad, escenografía y vestuario entre otras. Me encantó la parte de diseño gráfico y decidí meterme a esa rama.

¿Qué os motivó a llevar a cabo este proyecto?

Queríamos traer a todo el mundo la oportunidad de conocer el diseño y poder expresar sus ideas a través de este. Pensamos que todos pueden aportar algo al mundo, y el diseño puede ayudarles a llevarlo a cabo.

Muchas veces el dinero limita esto. Probablemente ahora existen muchas ideas de personas que no las pueden transmitir de la mejor manera porque no tienen manera de pasarlas al medio visual. Nosotros queremos ayudar a todos aquellos que no pueden invertir en el diseño.

¿Invitaríais a otros a hacer lo mismo?

Sí, lo queremos llevar a todo el mundo. Por eso al final de la conferencia hablamos sobre nuestra idea de crear una plataforma en la que también otros puedan sumarse a este proyecto.

Si no os pagaban económicamente, ¿cómo eran remunerados vuestros proyectos?

Nos pagaban con el hecho de darnos un sitio donde alojarnos, aunque algunas veces por motivos personales no nos pudieron dar casa. En esos casos nos pagaron la estancia en un camping o en un hotel, pero fue por decisión propia.

En Luxemburgo, por ejemplo, acabamos alojándonos en un camping porque ellos no nos podían acoger. Pero aun así pasábamos el tiempo con ellos, cenábamos en su casa y conocimos a varios amigos suyos.

imagen-4

En los distintos rincones de Europa hay culturas muy diferentes, ¿notasteis estas diferencias en el diseño?

La verdad es que nosotros no podemos valorar eso porque gran parte de nuestros clientes fueron portugueses. Como salimos en el periódico “Público”, que es de los más leídos en Portugal, nos contactaron muchos portugueses de fuera; en Alemania, por ejemplo, y también en Luxemburgo. Solo hicimos dos trabajos para clientes extranjeros: en Suiza y aquí en Madrid.

Aún así, sí creemos que hay diferencias. Hicimos una especie de archivo fotográfico de todos los sitios por donde pasamos y de los carteles  que vimos y efectivamente se nota que cada país tiene su propia cultura visual.

Entonces las modas internacionales, de alguna manera, ¿acaban siendo distintas en cada país?

Sí. De alguna forma está siempre la moda mundial, pero cada país acaba siguiendo un poco sus raíces culturales. Probablemente donde lo apreciamos más fue en el diseño holandés y sobretodo en el suizo, que fue el que conocimos mejor. Se notan diferencias, por ejemplo, entre los carteles que ves expuestos por la calle en Portugal y en Suiza.

imagen-5

imagen-7

¿Y cuáles son estas diferencias?

En Suiza el diseño nos pareció mejor, visualmente mucho más agradable. Es más sencillo y limpio, e incluso los pequeños detalles siguen un diseño más apelativo. Por eso en general también parece que está más cuidado que el nuestro.

Incluso dentro del mismo país es distinto. En Oporto ya se notan diferencias con Lisboa, no solo en cuanto a los carteles, sino también en la mentalidad. Aunque en los demás países donde pasamos no pudimos apreciarlo tanto, ya que lo vimos todo con bastante prisa.

¿Cuál ha sido la mejor experiencia de estos cuatro meses?

Es difícil elegir solo una. Es siempre diferente, especial de alguna manera. Pero sobre todo lo que nos conmovió fue conocer a las personas con las que trabajamos y convivimos porque hicimos muy buenos amigos.

En Alemania, por ejemplo, conocimos a una persona que nos enseñó muchísimas cosas e incluso nos ha ayudado a prepararnos para esta conferencia. Y eso que estuvimos allí una semana y poco.

imagen-6

¿Qué consejo daríais a alguien que esté pensando desarrollar un proyecto así?

Organización.

Y que si tienen una idea, creer y luchar por ella porque es posible llevarla a cabo. En nuestro caso, al principio hubo muchas personas que nos criticaron, que nos decían que estábamos regalando diseño gratis y nos sentimos un poco atacados.

Pero no hay que dejarse llevar por esas personas negativas. Puede ir bien o puede ir mal, pero si no lo intentas nunca lo sabrás.

Muchas gracias.

imagen-8a

María Ruiz de Elvira

María Ruiz de Elvira

Explora | Imagina | Inspira

Leave a Response