close
Inspírate para decorar tu casa (II)

Inspírate para decorar tu casa (II)

Este es el segundo artículo de “Inspírate para decorar tu casa”, en el que te contamos algunos trucos para amueblar tu salón y cocina y darle ese toque especial. Hoy te queremos ayudar con tu dormitorio y el baño, para que te sientas -nunca mejor dicho- como en casa.

El dormitorio

Nuestro lugar de descanso tiene que ser por excelencia el más cuidado y muchas veces esto se nos olvida y llevamos nuestro desorden hasta aquí, sin darnos cuenta que esto puede afectar a nuestra capacidad de conciliar el sueño.

¿Cómo distribuirlo? La cama es la pieza principal, alrededor de la cual giran todos los demás elementos, por ello, tienes que situarla en el sitio correcto en tu cuarto. Mide bien el espacio del que dispones para poder colocar a ambos lados una mesilla de noche (si se trata de una cama doble), ya que si la pegas a una pared por un lateral, la habitación quedará descompensada. Además, es muy importante vestirla bien, es decir, elegir unas sábanas y muchos cojines que embellezcan el dormitorio. Por ejemplo, quedará muy bien si escoges una sábana de color blanco o crema, y vas añadiendo tonalidades en los cojines hacia grises o marrones un poco más oscuros. También puedes poner una manta o colcha a los pies de la cama, que hará que se vea aún más confortable. Para terminar de adornar la cama, añade un cabecero. Puedes optar por una opción más vintage, escogiendo un cabecero de madera hecho con palés, que dará un estilo desenfadado y natural a tu cuarto.

En cuanto a las paredes de tu dormitorio, no debes utilizar colores chillones, sino todo lo contrario: tonos crema, beige, turquesa, gris claro, garbanzo, blanco… Esto ayudará a que crees un ambiente mucho más relajante. Para adornarlas puedes utilizar algunos cuadros o fotografías, sin sobrecargar las paredes.

dormitorio

dormitorio5

Por último, da los toques finales a tu cuarto. Puedes colocar una alfombra de pelo a los pies de tu cama, que no solo añade algo de decoración, sino que además hará muy placenteros tus despertares cada mañana. La luz es otro punto esencial; coloca lámparas individuales en ambas mesillas de noche y así obtendrás una iluminación mucho más agradable por las noches. Puedes ponerlas en un color más oscuro, como gris tirando a negro o metal, para dar más pinceladas a tu habitación.

mesillas de noche

El baño

El baño suele ser el cuarto más olvidado en cuanto a decoración y en el que más desorden solemos acumular. Sin embargo, hay muchas de soluciones que le darán el toque diez a esta habitación sin comerte demasiado la cabeza.

Lo primero de todo es el color que vas a decidir usar en las paredes. Si cuentas con un baño grande puedes apostar por los grises, marrones o verdes suaves, y conseguir así una sensación de paz y tranquilidad. Si no es así, y tu baño es más pequeño, entonces te recomiendo que utilices el blanco, y para evitar que se convierta en un lugar aburrido, puedes jugar a utilizar baldosas de diferentes tamaños y texturas (respetando siempre el color blanco o crema) para que así tu baño tenga un toque mucho más sutil. Esto quedará muy bien si las colocas desde un poco más arriba de la mitad de la pared hacia abajo, para que la atención sea captada por ese detalle, como en la siguiente imagen.

baldosas ba§o2

En cuanto a la ducha, para dar una sensación de mayor profundidad y continuidad, lo mejor es inclinarse por una a ras del suelo, sin escalón y con las mamparas de cristal trasparente. De esta forma la ducha formará parte del baño simulando mayor amplitud, en lugar de crear un rincón separado. Sin embargo, si no te declinas por esta opción, te recomiendo elegir unas cortinas de ducha que no resulten demasiado llamativas, sino que se mimeticen con los colores que has elegido para tu baño, de nuevo, para lograr el mismo efecto de continuidad.

Respecto al almacenaje y los demás muebles del baño, en lugar de tener todos tus utensilios de aseo desperdigados por la encimera y la ducha, puedes utilizar pequeñas cajas o cestas que mantendrán todo mucho ordenado y además darán un toque decorativo. Por ejemplo, puedes colocar algunas estanterías y poner cajitas de mimbre. Por otro lado, mantener las toallas siempre colgadas o dobladas, ayudará a lograr esa sensación de armonía, que también puedes conseguir eligiéndolas en colores que vayan acorde con la tonalidad que hayas seleccionado previamente. Otro truco muy bueno, es poner varios espejos colocados en distintos ángulos, de manera que conseguirás con los reflejos que parezca que tu cuarto de baño es mucho más grande y amplio.

ba§o4

Leave a Response