close
La psicología de las formas.

La geometría es uno de los elementos que sostienen el diseño, no sólo literalmente, ya que cualquier concepto se materializa en una forma geométrica más o menos regular con unas propiedades físicas determinadas (resistencia, estabilidad, ligereza…), sino también estéticamente. El diseño transmite conceptos, significados y sensaciones, ya que es percibido a través de los sentidos. La forma es un medio de transmisión de información, interpretada por la psicología. Explorar los fenómenos de percepción es útil a la hora de diseñar un objeto o una imagen.

La sinestesia es el fenómeno de percepción sensorial de sensaciones propias de un sentido a través de otro. Oír un color, ver un sonido, o sentir un sabor al tocar un objeto. Algunas personas, denominadas sinestésicas, experimentan estas interacciones entre sentidos de forma más intensa y clara. Sin embargo, numerosos estudios sobre psicología y neurología prueban que todos somos intrínseca y subconscientemente un poquito sinestésicos.

Otro curioso efecto sobre percepción y geometría es el efecto Bouba-Kiki, estudiado por el psicólogo Wolfgang Köhler en 1929, y que tiene que ver con la asociación de sensaciones, significados, palabras y formas geométricas: demuestra que todos experimentamos sinestesia. Por un lado, el cerebro identifica las palabras de manera que en función de las letras y sonidos que las componen nos transmiten unas sensaciones u otras (independientemente de su significado). Por otro, las formas geométricas generan también reacciones o impresiones inconscientes. Cuando las sensaciones que generan las palabras y las formas coinciden, ambos significantes son conectados en nuestro cerebro.

images

Los experimentos consistían en pedir a personas de distintas lenguas y lugares del mundo que asociaran dos formas geométricas con dos palabras: Bouba y Kiki. La gran mayoría coincidía en asociar Bouba con la forma más redondeada y suave, y Kiki con la forma angulosa. La palabra Bouba (por las letras que contiene, los sonidos que se emiten al pronunciarla), genera, al igual que las formas redondeadas, una sensación de suavidad, de redondez, de calidez. Kiki, por su parte, (el sonido “k” y las dos “i”), y las formas angulosas, muestran mayor tensión y dureza.

sharp-edges

Este efecto es sólo un ejemplo de las innumerables asociaciones que nuestro cerebro hace sin que nos demos cuenta entre lo que vemos y lo que nos hace sentir. La geometría, el color, la composición de las imágenes generan emociones en las personas, y son una herramienta básica para la comunicación visual. Las artes gráficas se apoyan en todos los elementos visuales para transmitir un mensaje y unas sensaciones concretas, que nuestro cerebro entiende muchas veces sin que seamos conscientes de ello, gracias a la estructura mental del ser humano, al contexto sociocultural, a lo que sabemos o a nuestra personalidad.

Generalmente, las formas redondeadas, las curvas o los círculos generan sensaciones de calidez, de organicismo. Los diseñadores nórdicos, por ejemplo, se han valido de este tipo de geometrías para transmitir la naturalidad de sus objetos. Por otro lado, las formas rectas, angulosas o afiladas son más agresivas, frías, racionales, utilizadas para estilos de diseño más racionales o minimalistas.

La forma además se entrelaza con los significados del objeto en cuanto a su uso y al material del que están hechos. Un utensilio cuya función es cortar se asocia con formas angulosas, mientras que un mueble destinado al descanso se asocia con formas curvas y suaves. Asimismo, los metales suelen tener un significado psicológico asociado a frío y mecanicismo, mientras que materiales como la madera son percibidos como cálidos y poco agresivos.

La psicología derivada de la geometría es un instrumento que todo diseñador tiene que tener en cuenta. Tanto a la hora de realizar un trabajo gráfico como a la de diseñar un objeto desde el punto de vista formal es importante utilizar las relaciones geométricas de manera acorde con lo que queremos transmitir.

Ángela Pérez Calleja

Ángela Pérez Calleja

Estudiante de Ingeniería en Diseño Industrial. Ilustradora amateur. Viajera profesional.
imagen-portada

EVO 02: Ratones, de todo menos peludos

04-james-dyson-award-winner-ecohelmet-klein

Un casco de bici de papel plegado, ¿una locura o una realidad?

Leave a Response