close
La transformación del mundo del arte

La semana pasada tuvimos la oportunidad de acudir a Zinc Shower: El meeting show de la transformación creativa. En las distintas plantas del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid se alternaban zonas de networking, restaurantes y de descanso con startups, charlas y workshops, todo ello con un objetivo y un tema común: la transformación creativa. ¿Cómo está la creatividad transformando el presente y cambiando o mejorando nuestra sociedad? ¿cómo podemos seguir transformando?

Nosotros, después de charlas inspiradoras e ideas y proyectos sorprendentes hemos querido hacer hincapié en cómo la creatividad está revolucionando su propio mundo: el de los artistas y creadores. Para ello hablamos con Natalia, integrante del equipo de Smolph, una pequeña empresa que busca revolucionar el arte y la cultura, y con Saioa, fundadora de solidarters.com, plataforma cuyo objetivo es acercar el arte a la gente aportando además una parte de cada venta a un proyecto social.

Smolph

Hablamos con Natalia, integrante del equipo de Smolph, una pequeña empresa que busca revolucionar el arte y la cultura.
Hablamos con Natalia, integrante del equipo de Smolph, una pequeña empresa que busca revolucionar el arte y la cultura.

¿Cuáles son los problemas más importantes que habéis visto en la industrial actual del arte?

El modelo actual de esta industria tiene cinco problemas principales. Por una parte tiene una cadena de intermediarios muy grande, desde que un artista crea una obra, por ejemplo una canción, hasta que llega a la tienda o a la descarga, pasa por unas discográficas que tienen una estructura de costes muy alta lo que encarece mucho el producto.

Otro problema es que es un sector en el que no ha entrado todavía la democratización, los artistas que conocemos son muy pocos y además los conocemos porque las grandes industrias apuestan por ellos, no porque sean los mejores, todo lo que se escucha está dirigido y entonces los autores que no tienen padrino nunca se consagran. Aparte, el arte está muy disperso, no hay un centro comercial en el arte y la cultura, si buscas música tienes que ir a portales de música, si buscas pintura tienes que irte a galerías de arte específicas, si buscas libros tienes que irte a librerías, pero no hay un lugar donde puedas encontrar junto todo lo que a ti te gusta ni una red social especializada en el sector.

Un problema más es que la gestión de derechos de autor es muy injusta, se hace por encuestas y no refleja la realidad.

¿Cuál es vuestra solución? ¿qué os diferencia?

Nosotros somos una plataforma web en la que lo que hacemos es quitar la cadena de intermediarios, ponemos en contacto al artista con el usuario. En un futuro también podrán utilizarnos pequeñas discográficas o editoriales que puedan usarnos como tienda porque sabemos que hay muchos artistas que no quieren gestionar ellos su propia obra, artistas que sólo quieren dedicarse a crear y prefieren tener un manager. Otra ventaja es que en la parte de los derechos de autor nosotros los gestionamos por número de ventas y no por encuestas.

¿Qué tipos de artistas englobáis?

Tenemos por un lado diferentes artes: músicos, pintores, escultores, cineastas y fotógrafos. Dentro de cada una de estas categorías las hemos dividido en: grandes artistas, que son las más inaccesibles y los que están más metidos en la industria tradicional; medianos artistas, que tienen cierto caché pero no están en los top; artistas emergentes, esos que son muy buenos pero aun no los conoce el público e incluso artistas amateur, cualquier persona puede tener una vena artística y puede sacarla en nuestro portal.

Por último, nos gustaría saber ¿cuál es vuestro reto?

Nuestra empresa ha nacido para ser global, la estructura tecnológica que lleva detrás es del nivel de Facebook, Amazon,… Queremos ser el referente del arte y la cultura en el mundo. Nuestro techo sería conseguir que cualquier persona con conexión a internet pueda conseguir su música, sus libros, sus cuadros o lo que quiera consumir desde Smolph.

Muchas gracias, Natalia.

Solidarters.com

Solidarters
Hablamos con Saioa, fundadora de solidarters.com plataforma cuyo objetivo es acercar el arte a la gente aportando además una parte de cada venta a un proyecto social.

Cuéntanos ¿cómo surgió la iniciativa?

Surgió porque yo veía, cuando voy a museos, a galerías, que están vacías, casi no puedes ni hablar o tienes que hacerlo muy bajito porque si no todo el mundo se entera de tus conversaciones y hay tanto talento que se desperdicia que a mí me duele. Se desperdicia en el sentido de que nadie lo ve, nadie lo aprovecha. Dándole vueltas un poco a eso y porque tengo un carácter emprendedor me apeteció probar y apostar por un colectivo complicado. Un colectivo que desde mi punto de vista no tiene el suficiente apoyo, pero sí algo maravilloso que es dotarnos de cultura a la sociedad y de emociones, que es lo más potente que puede haber. Me apetecía mucho involucrarme con este colectivo y así nació solidarters.com.

¿Qué problemas tiene el arte tal y como lo conocemos?

Hay muchísima gente que no se acerca al arte porque lo ven lejano, aburrido, poco dinámico, no ven todo lo que vemos las personas que estamos dentro de este mundo y que sabemos que puede ser algo maravilloso y generador de muchas ideas, de mucha transformación y desde luego de emociones.

¿Cuál es vuestro proyecto? ¿qué solución le dais?

Nosotros hemos creado una plataforma online en la que queremos conseguir ser una comunidad de personas, artistas y creadores, personas a las que les gusta el mundo del arte y proyectos sociales. Pretendemos que entre todos nos podamos ayudar porque nuestro fin último es precisamente ese, acercar el arte y la cultura a la gente, y además de una manera muy fácil como es el mundo online. Ya que todo el mundo, casi todo el mundo, tiene conexión a internet y tiene un smartphone, nuestra intención es acercárselo.

¿Qué tipo de artistas englobáis?

Primero, nosotros creemos en el arte de una manera muy libre. Es verdad que nosotros hacemos una labor proactiva de búsqueda de artistas que nos gustan y nos emocionan, pero luego hay mucha gente que no conocemos y se registran en nuestra web porque le apetece, porque se sienten artistas, que esto es lo más bonito que puede pasar, que alguien se sienta artista, y suben su obra sin que nosotros pongamos una barrera de acceso.

Una vez que están en vuestra página ¿qué les ofrecéis?

Nosotros le ofrecemos difusión por un lado, porque creemos que es muy importante que el trabajo del artista se vea y se reconozca, que se pueda entender la aportación de valor de las personas que se dedican al mundo de la creación y en particular del arte. Les ofrecemos un espacio en el que ellos puedan difundir su talento, toda nuestra comunidad para que puedan contar y explicar su obra y además una plataforma de pago seguro. A muchos artistas les gusta tener su propia página con su portfolio bien visible pero es complicado vender tus propias obras tú solo e integrar todo el sistema en tu propia web, por eso nosotros les ofrecemos esta plataforma de pago seguro que además posibilita ayudar a financiar distintos proyectos sociales. De esta manera a esos artistas que están empezando les damos una forma, para mí maravillosa, de acceder al mercado.

Nuestra última pregunta ¿cuál es vuestro mayo reto?

Yo siempre digo que mi límite es el cielo, pero cómo sé que no lo voy a alcanzar fíjate que trayecto tengo. Nosotros nacimos ya con vocación internacional, estamos presentes en diferentes países pero nuestra intención es ser la mayor comunidad de apoyo a artistas emergentes con una generación de valor social. Tenemos un gran reto por delante.

Muchas gracias, Saioa.

Fair Saturday

Fair Saturday, el Black Friday del arte y la cultura.
Fair Saturday, el Black Friday del arte y la cultura.

Solidarters no se conforma con ser una comunidad de apoyo a artistas sino que ha creado también la Fundación Solidarters desde la que crean sus propios proyectos sociales, distintos y disruptivos que promuevan la visibilidad de estos artistas.

“Fair Saturday es un movimiento de consumo masivo de arte y cultura con impacto social” nos cuenta Milegny Castro, integrante del equipo. Es el Black Friday del arte y la cultura y se celebra cada último sábado de noviembre. “Es completamente abierto y participativo, en él todas las personas pueden participar y los artistas pueden organizar sus eventos e incluirlos en la agenda Fair Saturday 2016.” El día posterior a Black Friday, miles de artistas, entidades y agentes culturales unirán sus fuerzas para crear un día único y movilizar a la sociedad alrededor del arte y la cultura.

Este año cae el 26 de noviembre, nosotros tenemos ya apuntada la fecha.

Myriam Barnés Guevara

Myriam Barnés Guevara

Editora. Estudiante de Ingeniería en Diseño Industrial, aprendiz de todo un poco. Hagas lo que hagas debes flipar haciéndolo.
portada2

Timepieces: El ahora del diseño

ray eames

Nuestra historia

3 Comments

Leave a Response