close
Luminarias de esperanza

Luminarias de esperanza

Con diciembre, llegó la Navidad y muchos han buscado presentarse de la forma más acorde a estas fiestas. Mientras algunos todavía dudan, las ciudades ya decidieron su vestuario. En las principales ciudades del mundo se puede disfrutar de millones de luces con una diversidad estética apabullante.


LUNA

A juzgar por las calles iluminadas, sería lógico olvidar que la iluminación navideña es un invento muy reciente. La aparición de las primeras luces de navidad tal y como hoy las conocemos se remonta apenas dos años después de la invención de la bombilla, cuando el socio de Edison, Edward Johnson conectó un cable eléctrico a unas cuantas bombillas y un generador y lo utilizó para decorar su árbol de Navidad. Esto era mucho más seguro que las velas que se colocaban por entonces, aunque seguían produciendo cierto riesgo debido al salto de chispas si se producía un sobrecalentamiento.

 

Pese al carácter innovador del invento, su elevado precio y la lentitud en la instalación del cableado eléctrico (que tuvo que esperar varias décadas para generalizarse en todo el territorio), limitó su uso únicamente a las clases más acomodadas. Mientras tanto, la utilización de velas en las clases populares seguía siendo tan frecuente como los incendios que estas provocaban, llegando los seguros a dejar de dar indemnizaciones por estos accidentes a partir de 1908.

HISTORIA

Las luces navideñas en España aparecieron en la década de las cuarenta en una tienda de electrodomésticos de un pequeño pueblo de Córdoba. Todo empezó cuando su propietario, Francisco Jiménez, decidió hacer artesanalmente una estrella con bombillas y ponerla en el escaparate. Jiménez descubrió un mercado sin explotar en nuestro país y fundó el grupo Ximénez, que dirigido actualmente por sus nietos es una de las cinco fábricas de luces de navidad más grandes del planeta.

LAB

Hace ya tiempo que la iluminación navideña no es meramente un recurso estético sino que es una herramienta utilizada para atraer turistas e incentivar la actividad social y comercial. De aquí que los ayuntamientos destinen tal cantidad de dinero al alumbrado navideño, que es diseñado en nuestro país por los principales modistos (Adolfo Domínguez, Victorio & Luchino, Agatha Ruiz de la Prada), arquitectos (Teresa Sapey, Ben Busche, Sergio Sebastián)  y diseñadores gráficos de España.

Teresa Sapey
Teresa Sapey
Adolfo Domínguez
Adolfo Domínguez

A nivel nacional destacan alumbrados de ciudades como Madrid, Málaga o Sevilla, mientras que en el ranking mundial encabezado por Nueva York, se encuentran ciudades como Madrid, Bruselas, Medellín, Kobe o París.

Nueva York
Nueva York

Actualmente en los alumbrados se utiliza tecnología LED, una iluminación de mayor rendimiento y ahorro energético que permite un encendido programable y ofrece un mayor espectáculo lumínico gracias a la alternancia de luces fijas e intermitentes, cambios en la intensidad de la luz y un gran abanico de colores. Para reducir aún más el gasto energético, ciudades como Medellín (Colombia) han comenzado a introducir en sus esculturas luminosas paneles solares, consiguiendo un ahorro del 40% de energía.

Además de tener en cuenta la eficiencia, la capital de Antioquia usa el diseño inclusivo como valor de su iluminación. Su alumbrado está basado en las propuestas de sus ciudadanos, haciéndoles partícipes del proyecto y fomentando un sentimiento de unidad. Ángel Pablo Pérez , jefe de Alumbrados de la ciudad declaró en El Colombiano

Cada ciudad en LUCI (Lighting Urban Community International) tiene su propia característica: las europeas se destacan por su manejo estético; son casi museos ambulantes; en el Oriente, el derroche de tecnología; en Norteamérica se apegan a la reglamentación técnica y, a nosotros, nos distingue el carácter de inclusión social.

La iluminación navideña también puede emplearse para transmitir valores culturales ante las adversidades. En 1995 en Kobe, Japón, se produjo un gran terremoto que se cobró miles de muertos. El desastre dejó a la ciudad sin suministro de agua, electricidad y gas. En muestra de solidaridad, el gobierno italiano donó luminarias para iluminar la ciudad en señal de esperanza. Este fue el origen del festival de Kobe, que se celebra cada año en conmemoración de las víctimas y que recaudó fondos para sus familiares y la reconstrucción de la ciudad.

KOBE

Tal y como se ha visto, el sector de la iluminación navideña goza de gran vitalidad. Está aprovechando los cambios tecnológicos mientras incluye tendencias de diseño. Sin olvidarse de lo más importante, el impacto que tiene en la vida de las personas, que consigue a través de instalaciones con profundos significados de alegría y esperanza.

pori

Naoshima, arte en una isla

grafeno3

El grafeno y sus aplicaciones

Leave a Response