close
¿Qué hay de nuevo, viejo?

IKEA, la gran firma de muebles sueca fundada en 1943, también quiere regalarnos alguna novedad de vez en cuando, a pesar de su sabido éxito.

Todos hemos tenido un mueble de IKEA entre las manos en algún momento de nuestras vidas, y seguro que muchos hemos participado en su montaje. Pasado un largo rato, quizás nos hemos desesperado con la famosa llave Allen.

A principios de marzo de este año, en la “Conferencia Design Indaba 2017”, la compañía sueca presentaba una idea rompedora para la empresa: un nuevo método de montaje con el no harían falta tornillos ni herramientas y con el que se firmaría la fecha de jubilación de la llave Allen. El nuevo sistema, llamado “wedge dowel” (cuya traducción más aproximada es ‘pasador de cuña’), funciona de la siguiente forma: unos acabados dentados, similares a los tornillos, permiten que las piezas encajen entre sí. Basta con un ligero golpe y un ‘clic’, que nos confirma que la pieza está correctamente montada. IKEA asegura que con este método es posible reducir el tiempo de montaje en un 80%.

Curiosamente, la iniciativa fue motivada por las muchas quejas de los consumidores sobre el momento de histeria que les producía montar los famosos muebles de la compañía, con tantos tornillos, tuercas, etc. Y es que el sistema “wedge dowel” solo tiene ventajas, como la posibilidad de montar y desmontar los muebles tantas veces como se quiera de forma rápida. Además, es un método más ecológico y respetuoso con el medio ambiente, ya que no se fabricarán tantos tornillos y herramientas al no ser necesarios.

No obstante, aunque nos puede parecer algo muy novedoso en IKEA, lo cierto es que este sistema existe desde 2014 para las series Regissör y Stockholm. Los que ocurre es que, a partir de ahora, se intentará generalizar para todos los muebles que lo permitan. De momento sólo estará disponible para las piezas de madera, pero los ingenieros de IKEA afirman que ya están trabajando para aplicarlo a otros materiales.

Pero esperad, esta no es la única novedad que nos ha traído el 2017. Continuando con la idea de las tiendas efímeras que en octubre de 2016 ocuparon las calles del centro de Madrid y Barcelona, IKEA ha querido hacer una prueba más.

Este verano se abrirán las puertas de la primera tienda del futuro de la compañía sueca, en pleno centro de Madrid, en la calle Serrano.

La tienda “de ciudad” de IKEA surge con un nuevo concepto: un espacio experimental en el que el consumidor podrá customizar sus muebles, recibir asesoramiento en materia de decoración, asistir a talleres, preguntar dudas a un armario interactivo o tomarse un aperitivo.

“Crear un espacio único, un lugar donde entretenerse, en el que experimentar y dialogar con el cliente, que éste quiera quedarse aquí porque se siente como en su casa”, IKEA

En este experimento, se han invertido más de un millón y medio de euros. La idea es que este novedoso espacio permanezca abierto durante seis meses, y si todo funciona, se podrá replicar el modelo en otras ciudades españolas, y también en otros países.

La tienda de Madrid tiene 900 metros cuadrados y contará con 30 empleados. De momento, estará dedicada a muebles y complementos para los dormitorios, aunque la temática podrá cambiar, si funciona el concepto.

Además, incorpora nuevos inventos y servicios, entre los que destacan: un armario interactivo que dirá al cliente cómo debe organizar su armario en función del espacio que tiene en casa y su estilo de vida, talleres y conferencias sobre interiorismo, y una zona donde customizar el producto (el cliente podrá así grabar su nombre en los cojines que compre, por ejemplo). La superficie contará también con un servicio de decorador gratuito, que orientará al cliente, en la tienda o en su casa.

La idea principal es que cada visita a la tienda nunca sea igual que la anterior, que el cliente “se sorprenda en cada visita”. Este proyecto se enmarca dentro de la nueva estrategia multicanal de Ikea, un plan a 10 años vista que incluye potenciar la venta a través de Internet y cuyo objetivo es que el 80% de los españoles tengan un Ikea a menos de una hora de su casa.

IKEA es una gran compañía y un referente, y como tal nunca dejará de sorprendernos.

imagen1-peq

Entrevistamos a Patricia Marzana, diseñadora de la recién nacida marca de inspiración japonesa Shaheko, eso si, es solo para hombres.

Portada-peq

La Torre Picasso, un “pequeño” rincón neoyorkino en Madrid

Leave a Response