close
Tecnología de radiofrecuencia en tu muñeca

Tecnología de radiofrecuencia en tu muñeca

Pagar consumiciones o actualizar tu Spotify es tan sencillo como llevar una pulsera RFID. Y no, no hablamos del nuevo iWatch. Lleva años en funcionamiento pero, como todas las nuevas tecnologías, nos resulta más que dudosa su implantación en nuestro día a día. Hablamos de la tecnología de identificación por radiofrecuencia conocido por sus siglas en inglés como RFID (Radio Frequency Identification).

A pesar de que sus inicios datan de los años 70, fue en la empresa estadounidense Front Gate Tickets quien instauró dicho sistema de identificación por primera vez en las entradas del macro festival Austin City Limits en su edición de 2010. Como bien es sabido, este tipo de eventos controla el acceso mediante pulseras exclusivas cuyo portador debe conservar durante la duración del mismo. La combinación de la tecnología RFID y dichas pulseras resultó ser un producto que esta revolucionando los eventos musicales actuales.

Sistema de acceso para el festival Austin City Limits
Sistema de acceso para el festival Austin City Limits

Las denominadas pulseras RFID llevan incorporado una etiqueta RFID o transpondedor, compuesta por una antena y un transductor de radio, los cuales se encargan de transmitir la información de identificación que posee el tercer elemento, un material encapsulado o chip. Generalmente, suelen ser sistemas pasivos aunque también es posible instalar una fuente de energía en forma de pila según su finalidad. Es necesario un lector de RFID o transceptor para descodificar la información y dotarle de utilidad.

Estas pulseras, aparte de agilizar accesos, reducen considerablemente el riesgo por falsificación de entradas y permite a los organizadores controlar el flujo de publico dentro del recinto. Esta integración genera datos muy interesantes, ya que se puede conocer exactamente a que concierto acudiste o el número de personas reunidas a un punto en una determinada hora. Esto sumado a un sistema de pago virtual previo cargo monetario en tu pulsera, derivan en una serie de datos estadísticos muy valiosos para departamentos de managements, promotores y marcas.

Conocido es el caso de las pulseras luminosas que lucían al ritmo de la música en la gira de Mylo Xyloto de Coldplay o las pulseras de Tomorrowland, que permitían mandar una petición de amistad de Facebook al pulsar un botón.

Pulsera RFID en Low Festival con la plataforma de pago PayPal integrada.
Pulsera RFID en Low Festival con la plataforma de pago PayPal integrada.

A nivel nacional, vimos el pasado verano la alianza entre el Low Festival y Paypal para implantar su sistema de pago.  También disfrutamos de esta tecnología en las pasadas ediciones del festival madrileño DCode que apostó por las pulseras de Spotify, las cuales analizaban, previo registro, tus gustos musicales para obtener a posteriori recomendaciones en su plataforma, además de compartir información en las redes sociales y participar en sorteos. Y no solo grandes eventos se benefician de estos servicios. Estos días se está utilizando este sistema para poder obtener las consumiciones en la fiesta privada de Absolut Electrik Factory realizada en el IFEMA de Madrid.

Artículo escrito por Mauro Médichi. Más artículos relacionados aquí.

Mauro Médichi

Mauro Médichi

Imagina la inmensidad.
Music and Dealers

MAD Market. Música y diseño en Madrid

Elefante de Madera Impreso en 4D

Impresión 4D, otro paso más hacia la siguiente revolución industrial

Leave a Response