close
SANDHELDEN: Diseño sostenible mediante impresión 3D

SANDHELDEN: Diseño sostenible mediante impresión 3D

Los residuos plásticos presentes en los océanos representan hoy en día uno de los principales problemas medioambientales.


El último cálculo que se hizo en 1975 aventuraba que cerca del 0,1% de la producción global de plástico terminaba en el mar cada año. Cuarenta años después, un equipo de la revista científica Science, calculaba que entre el 15% y el 40% del plástico producido globalmente entra en el océano cada año e identifica el origen de la mayor parte de estos residuos en países en desarrollo, con poblaciones en rápido crecimiento y clases medias emergentes. Hoy el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) calcula que son más de 8 millones de toneladas de plásticos los que terminan en el mar cada año; es decir, lo equivalente a tirar un camión entero de plásticos cada minuto.

En la próxima década nuestros océanos tendrán alrededor de un kilo de plástico por cada tres kilogramos de pescado.

w2w

Con estos datos, es inevitable pensar en la urgencia y la necesidad de crear mecanismos que permitan tanto reducir al mínimo la generación de residuos plásticos, como dar un uso e incorporar los residuos ya generados a una economía sostenible y circular. Es en esta última vía donde la empresa Sandhelden ha desarrollado un procedimiento mediante el cual los residuos acumulados en el océano se transforman en productos.

Sandhelden es una startup tecnológica surgida en Augsburgo, Alemania, compuesta por un grupo de jóvenes diseñadores e ingenieros con un objetivo principal: establecer unos nuevos estándares en procesos de reciclaje mediante la utilización de un aglutinante compuesto por residuos plásticos para el desarrollo de productos, en su mayoría, sanitarios. Esta idea, adoptada por muchas otras empresas para intentar reducir la huella de plástico en el océano, junto con la posibilidad de poder utilizar dicho aglutinante en el diseño y desarrollo de productos a través de la impresión 3D, supone un proyecto renovador y revolucionario que apuesta por el diseño sostenible.

Lavabo diseñado por la empresa Sandhelden mediante impresión 3D
Lavabo diseñado por la empresa Sandhelden mediante impresión 3D

El proceso que transforma los residuos plásticos en material apto para la impresión 3D se realiza en 5 pasos:

  1. Recogida de residuos: Los residuos plásticos son separados y clasificados en categorías según su espesor, color y diferencias en sus características: plásticos técnicos y estándares
  2. Proceso de compresión: Los residuos separados son comprimidos hasta la obtención de un polvo en tres pasos. Primero, los residuos son triturados en fragmentos de 5 mm. A continuación, dichos fragmentos son congelados para, posteriormente, ser aplastados y triturados hasta obtener el polvo. Finalmente, este polvo se tamiza para obtener un tamaño de grano homogéneo y consistente apto para la impresión 3D.
  3. Mezcla del polvo: Los polvos pueden proceder de materiales plásticos 100% reciclados o pueden ser el resultado de un aglomerado compuesto por arena, cerámicos o carbón.
  4. Producción: El fino polvo con un tamaño de grano aproximado de 60 µm está listo para el proceso de impresión 3D.
  5. Reciclaje: Todo producto diseñado por la empresa Sandhelden está pensado para ser reciclado. Por ello, la última etapa del producto pasa por la reincorporación al proceso de transformación en un nuevo producto.

Los productos desarrollados por esta compañía alemana se caracterizan por seguir una línea elegante formada por patrones, con una estructura geométrica y un diseño natural y llamativo.

El resultado es un producto estético y comprometido con el medioambiente. Una manera diferente e innovadora en el campo del diseño y desarrollo de productos que busca reducir la presencia de residuos plásticos en nuestros océanos y hacer frente a uno de los principales causantes de la muerte de biodiversidad marina por ingestión y daños a hábitats críticos como los arrecifes de coral. La demostración de que un diseño puede de manera simultánea cuidar la forma y cuidar la Tierra.

_portada2

Jiminis, los insectos comestibles de los que todo el mundo habla

3 Comments

Leave a Response