close
Troll de Patentes: Hecha la ley, hecha la trampa.

Troll de Patentes: Hecha la ley, hecha la trampa.

Numerosas empresas invierten millones de dólares en adquirir y ampliar sus portfolios de patentes con el único fin de litigar a sus competidores.

Asentado el eterno debate de los beneficios o perjuicios del sistema de patentes contemporáneo, se ha creado un nuevo sistema de negocio que roza la ilegalidad, el cual está siendo un verdadero quebradero de cabeza para los poderes judiciales de todos los gobiernos del mundo.

Las grandes empresas tecnológicas se están blindando absorbiendo a otras en bancarrota para poseer su cartera de patentes. Y es que debido al boom tecnológico que ha experimentado la humanidad en las últimas décadas resulta imposible prever qué pequeña idea puede ser determinante en un futuro cercano. Es por ello que una práctica muy recurrida hoy en día es patentar todo tipo de invento o tecnología antes que la competencia, obteniendo así el derecho de explotarla o no según conveniencia.

Los denominados “Trolls de Patentes” dejan de lado toda producción industrial y explotación comercial, centrándose en obtener beneficio a costa de las empresas que hayan infringido alguna de las patentes que están bajo su control.

Uno de los casos más remarcables es el de Intellectual Ventures, una firma de investigación y patentes tecnológicas, cuyo principal fuente de ingresos proviene de los acuerdos de licencia de las mismas. Mientras que la empresa defiende una filosofía que ayuda a inventores independientes y fomenta la investigación, en Silicon Valley describen la estrategia de Intellecutal Ventures como: “Páganos o te demandamos”.

En Europa es un problema desconocido y aislado, al contrario que en EEUU, donde diversos factores estimulan esta actividad, como la posibilidad de patentar un software o los altos costes judiciales. A principios de año, Apple perdió una demanda frente a VirnetX, otro conocido troll de patentes, obligada a pagar 625 millones de dólares tras haber violado patentes en sus servicios iMessage y Facetime. A esta cantidad hay que sumarle otros 386 millones de dólares que los tribunales estadounidenses obligaron a pagar al gigante tecnológico en 2013.

Ser denominado “Troll” no resulta muy atractivo, pero sí muy rentable. Viviendo de resquicios y vacíos legales, descubren muchas dudas en el incierto futuro de tecnologías emergentes como la impresión 3D o los drones comerciales. Y es que los troles de patentes están resultando un importante problema en el siglo XXI ya que entorpecen la libre competencia y sobretodo ralentizan el avance tecnológico.

Artículo escrito por Mauro Médichi. Más artículos relacionados aquí.

Mauro Médichi

Mauro Médichi

Imagina la inmensidad.
Ciszak Dalmas

Una mirada a los orígenes de Ciszak-Dalmas

ETSIDI Design con Muroexe

Muroexe, el calzado que está tomando las calles.

Leave a Response